Tagline

Al leer este tagline, uno de sus riñones y otros órganos no vitales son propiedad de Hugo