Tagline

Y al octavo día Dios dijo, 'OK Murphy, te dejo al mando'