¿Pensando en alquilar un coche a Europcar?
Antes de hacerlo, lee cómo me estafaron II

En esta segunda entrega os traigo los bizarros acontecimientos que se han producido hoy lunes, 17 de septiembre de 2012 en el Twitter de @Europcar_ES. Verdaderamente surrealista.

A primera hora del día recibo un tweet de Europcar pidiéndome el número de contrato de mi reclamación.

Iluso de mí pensé que tras la fantástica repercusión de mi carta denuncia (más de 1400 visitantes únicos y 64 RT, ¡gracias!) se habían decidido a devolverme mis 54,26 euros. Ya me veía redactando este segundo post para contaros como, finalmente, su servicio de atención al cliente había estado a la altura. Pero, por desgracia, no podía estar más equivocado.

Esta mañana Europcar ha decidido, demostrando su nulo conocimiento sobre cómo gestionar una crísis en las redes sociales, arremeter contra mí y tratar de dejarme por mentiroso. Y, no sólo no lo han conseguido, sino que por el camino se han pasado la LOPD por el arco del triunfo.

La primera, en la frente,

@infa_me Hemos visto que la reserva fue en Londres no con nosotros, pero vamos a ofrecerte una respuesta más detallada en breve

— Europcar España (@Europcar_ES) septiembre 17, 2012

Muy típico de empresa multinacional cutrona, por un lado intentan dar imagen de unidad y de confianza en la gran empresa pero cuando hay problemas intentan escurrir el bulto entre países (también me lo hicieron por mail). Si alquilo un coche en una web española para usar un coche en Reino Unido espero que la atención al cliente me la den en España, que es donde cerré el contrato y pagué por anticipado.

@europcar_es si respuesta ya tengo, por email os habéis negado a devolverme el dinero. Es la última noticia que he tenido.

— Hugo (@infa_me) septiembre 17, 2012

Hablando de Londres, lo que sí me dieron fue este papelito donde se justificaban por darme el coche sucio. Tela marinera.

Europcar entregando un coche sucio

Pero bueno, la cosa va para adelante y me dicen esto,

@infa_me Vamos a comprobar lo que firmaste en Londres y si podemos te enviamos pantallazo. Si no coincidide con el cargo, actuaremos

— Europcar España (@Europcar_ES) septiembre 17, 2012

A lo que contesto con,

@europcar_es firmé en Londres con un lápiz electrónico y nadie me dijo nada del cargo adicional. Es por eso que niego el cargo.

— Hugo (@infa_me) septiembre 17, 2012

La siguiente vez que he mirado Twitter me he encontrado con esto,

@infa_me Hola de nuevo, en breve subimos el contrato que firmaste, donde se ve lo que tenías pagado y lo que tenías que pagar por el seguro

— Europcar España (@Europcar_ES) septiembre 17, 2012

@europcar_es pero a ver, que toda esa documentación ya la tengo, me la han dado por email. Pero les estoy diciendo que yo NO solicité eso.

— Hugo (@infa_me) septiembre 17, 2012

En ese punto, violando completamente mi privacidad y pese a que les decía que ya tenía esa documentación (me la mandaron por mail hace dos semanas) han publicado el contrato, en el que quedaban expuestos mi nombre completo, mi dirección postal, mi firma y 8 de los dígitos de mi tarjeta VISA. Amén de las fechas en las que estuve de viaje fuera de España.

Cuando lo he visto no me lo podía creer. Les he pedido que lo borraran y, tras insistir, y poniendo por el camino una versión 'censurada' en la que seguía a la vista mi firma, lo han terminado borrando (un cuarto de hora después). Me he guardado capturas de todo, por supuesto.

Su justificación es la siguiente,

@infa_me Le informamos que la íbamos a subir y no mostró su desacuerdo, pero tras su solicitud, la hemos anulado, hasta la imagen sin datos

— Europcar España (@Europcar_ES) septiembre 17, 2012

¿Cómo os quedáis?, resulta que ellos pueden contestarte los correos con una semana de retraso pero si tú no respondes en Twitter instantánamente se creen con derecho a publicar un documento con tus datos personales.

Daría para otro post el que revelen los datos de un cliente sólo con que un tío anónimo les de su número de contrato en Twitter, que es un correlativo de nueve dígitos que yo podría haber cogido de cualquier otro cliente.

Pero bueno, al tema. Lo siguiente que les digo,

@europcar_es de eso nada, dijeron 'te enviamos'. Eso no es subirlo en Twitter. Tienen mi mail!Pero vamos, os estáis cubriendo de gloria.

— Hugo (@infa_me) septiembre 17, 2012

@infa_me Ha sido eliminada. Un saludo

— Europcar España (@Europcar_ES) septiembre 17, 2012

@europcar_es y pedir disculpas y eso?, mejor lo dejamos para otro día, no?

— Hugo (@infa_me) septiembre 17, 2012

@infa_me Lamentamos la confusión, consideramos que dabas tu autorización.

— Europcar España (@Europcar_ES) septiembre 17, 2012

@europcar_es sí, al igual que considerasteis que quería un seguro que me ha costado 54,26 euros. Al parecer así funciona todo con vosotros.

— Hugo (@infa_me) septiembre 17, 2012

Y así ha quedado la cosa.

Lo verdaderamente lamentable del asunto es que, si se hubieran leído los mails que les mandé, o incluso el post del otro día, sabrían que yo no niego que tengan mi firma digitalizada en un contrato en el que se incluye un seguro adicional (sería absurdo). Lo que yo niego es haber solicitado ese seguro y haber firmado bajo conocimiento del mismo. Siempre lo dije, es mi palabra contra la suya, y por eso sé que tengo muy poco que hacer en la reclamación que tengo en la oficina de Consumo.

Pero esto es precisamente lo que esperaba que corrigieran, que asumieran el error del comercial de la agencia que agregó un seguro no solicitado y que me devolvieran el dinero. Pero han preferido tirar por este camino, allá ellos.

Así que ya veis, tanto si creísteis mi historia inicial como si no, ahora sí que ha quedado patente que Europcar no es una empresa de la que uno se pueda fiar, con una atención al cliente nefasta y que además actúa de mala fe. Hoy han publicado por la cara los datos personales de un cliente (no olvidemos que les pagué 126 euros de alquiler, sin contar los 54,26 que me han estafado) sólo por haberse quejado en público y han tenido poca clase hasta para pedir disculpas por un patinazo que es de primero de becario community manager.

No me quiero imaginar cómo se comportarán en casos verdaderamente graves.

Y eso es todo. De nuevo, gracias por tu tiempo,
Hugo