¿Pensando en alquilar un coche a Europcar?
Antes de hacerlo, lee cómo me estafaron III

Europcar me ha devuelto mi dinero. Yeah!

Al día siguiente del desastroso episodio en que publicaron mis datos personales en Twiter recibí una llamada del responsable de atención al cliente de Europcar. Me pidió muy educadamente disculpas por lo sucedido y me aseguró que no era una práctica habitual publicar los datos de sus clientes en las redes sociales. Tras unos minutos de conversación, me comunicó que me daban la razón sobre mi queja y que querían devolverme el dinero que estaba reclamando.

Una semana después de la conversación me ingresaron mis 54,26 euros de vuelta.

Sólo puedo agradecer a todos los que ayudasteis a difundir esta historia ya que, de no haber sido por el revuelo que se formó en internet con todo esto, nunca habría recuperado mi pasta. De hecho, basta mirar las respuestas que reciben en @Europcar_ES para ver que movidas como la mía, sufridas por gente menos ruidosa, están a la orden del día sin ninguna solución. En mi caso estoy seguro de que podría haber reclamado cualquier cosa y me habrían dado la razón con tal de apagar el fuego que tenían entre manos.

Obviamente he perdido pasta con todo esto, desde las llamadas al 902 hasta el tiempo dedicado a dar a conocer mi caso, ir a la Oficina de Consumo y patalear en Twitter. Pero estas cosas se hacen por orgullo y al final hemos conseguido que se hiciera justicia y eso es lo que me importa. Os aseguro que la sensación de pequeña victoria tras la llamada fue muy satisfactoria y tal como me dijeron en el trabajo, Internet 1 - Europcar 0.

Ya con la disputa ganada retiré mi reclamación en la Oficina de Consumidor y aún estoy meditando si denunciar el desastre sobre mis datos personales a la AGPD. Al margen de mi reclamación pienso que lo que pasó en Twitter es muy serio y bien podría ser investigado y/o sancionado pero tampoco me gustaría que se ensañasen con el becario de turno que la cagó, así que no he tomado una decisión al respecto.

Y creo que eso es todo, colorín colorado este cuento se ha acabado.

Reitero mi agradecimiento por tu ayuda y nos vemos por las internetworks,
Hugo