La paradoja de la elección, o tal vez no

(Escribí una entrada relacionada con esta hace un tiempo, será portada al blog).

Antes de nada, si no os suena mucho eso de ‘la paradoja de la elección’, os recomiendo ver esta TED talk de Barry Schwartz (19:40 min).

Logotipo de Decathlon
1ª prueba, encontrar que alguien te atienda. 2ª prueba, no morir de asfixia en los probadores. 3ª prueba, esquivar a los gitanos. Y así hasta 10.

El otro día pasé por un Decathlon para comprarme algo de equipamiento con el que hacer ejercicio. Llevaba ya tiempo tratando de mejorar mi forma y, tras ver el precio de los gimnasios he tirado por el camino de la carrera libre; ‘lo de toda la vida’ que diría mi idolatrado Guille Milkyway. Y teniendo en cuenta que vivo en una zona privilegiada de Madrid prefiero ver los monumentos de la capital al aire libre que el culo sudoroso del tío de delante en una clase de pilates; y gratis. De momento me está yendo bastante bien.

El caso es que en la tienda esta (que, por cierto, a poco que se currasen podrían mejorar enormemente) me compré unas zapatillas para correr, unos pantalones cortos, un pantalón largo de chandal, una sudadera y cuatro camisetas lisas. Todo por 58,60 euros.

Al llegar a casa me puse a pensar en las zapatillas, de marca ‘nisu’ pero con un acabado bastante decente (he tenido deportivas de marca peor rematadas que estas), que me costaron 24,95 euros.

En mis tiempos de adolescente me habría jodido enormemente tener que comprarme esas mismas zapatillas, me habría repateado (y, de hecho, lo hacía) tener que llevar unas deportivas que ni siquiera vienen en caja, mientras muchos de los compañeros del colegio estrenaban cada dos por tres calzado de más de 12.000 pesetas. Ya sabéis a quién me refiero, esos típicos niños de clase a los que les cubrían de regalos por sacar ‘buenas notas’, aunque fueran unos zotes.

Si me dedicase al atletismo imagino que podría aprovechar las ventajas del calzado de última tecnología de Nike o Adidas, pero para salir un par de días por semana a hacer el ridículo moviendo lorza en la vía pública, sinceramente no necesito más. Y eso es lo curioso, que ese mismo razonamiento no habría sido capaz de salir de mi cabeza hace poco más de media década.

Tener todas las opciones

Alguien podría decir que mi cambio de parecer se debiera a la madurez, pero no creo que vayan por ahí los tiros. Creo que la clave para poder elegir libremente es tener todas las opciones al alcance, desde la más barata a la más cara.

Me explico, cuando eres un adolescente pobretón no te puedes comprar unas zapatillas de 120 euros, básicamente porque no los tienes. Así que miras las zapatillas caras con mucho más interés por ese mismo detalle, por el hecho de que aunque las elijas no las podrás tener. Al final (vaya usted a saber de qué forma) puede que consigas el dinero y corras (nunca mejor dicho) a gastartelo en las deseadas deportivas; la compra ya estaba hecha en tu cabeza, ‘de tener 120 euros me compraría tal’.

Pero ahora no, te plantas ahí, miras la pared de las zapatillas de lado a lado y descubres que podrías comprar las zapatillas que te dieran la real gana, compres las que compres ni lo vas a notar en el extracto porque son unas cantidades de andar por casa, te podrías llevar tres pares si quisieras y tampoco sería gran cosa. Y ahí te das cuenta de que comprar las caras es una gilipollez que a ti, que no eres atleta, no te aportaría nada en absoluto más que el saber que has salido de la tienda palmando la mayor cantidad de pasta posible.

Fotografía del Nike Plus de Apple
También pensé en comprarme uno de estos. ¿Lo necesito? En absoluto, ¡pero es la sociedad de consumo, nena!

El tema es que he tenido la misma sensación con varios gadgets últimamente, el iPad por ejemplo, es algo que casi cualquiera se puede comprar sin tener que pedir un préstamo. Estoy seguro que de haberme tocado en mi época de becario chustero habría soñado con comprar un iPad y me habría acabado gastando dos sueldos en conseguirlo. Ahora, que podría comprarlo sin mayor complicación, lo miro y pienso ‘bueno, está bastante chulo, pero hasta que no le pongan una buena pantalla para exteriores y lo aligeren conmigo que no cuenten’, y me quedo tan ancho. Digamos que la posibilidad de la compra te aporta un punto de vista más objetivo sobre el producto y te permite valorar tus intereses reales. Cuando todo está a tu disposición ninguna opción tiene el plus de deseo que aporta lo inalcanzable.

Y creo que este es uno de los factores que hace que la gente se endeude tantísimo en comprar por encima de sus posibilidades. Porque, cuando compran un piso con una hipoteca a 40 años (o un coche de alta gama en 6, o lo que sea) en parte no están valorando objetivamente la compra, ya que está fuera de su alcance y por ello la terminan deseando más; igual que me pasaba de adolescente con la ropa deportiva.

32 comentarios, algo interesante habrá

Totalmente de acuerdo. También me parece curiosa la gente que dice “es que a mí me gusta comer bien” y se compran los yogures danone en vez de los hacendado.

Prueba la aplicación Nike GPS+, de la que seguramente hayas oído hablar. Es igual que el Nike+ que viene de serie, pero sin la necesidad del sensor, y para ver tu evolución de carrera por la calle va de puta madre.

Yo sigo sin ver el encanto al iPad por mucho que Malkav se empeñe. Con el calzado (y con los números que gasto) siempre voy a tiro fijo, Adidas y Salomon. Lo que haya de 47 a 48, que no suele ser gran cosa.

Lo de Nike+, más de lo mismo, cuando sales a correr ya sabes lo que has recorrido (si acaso lo miras en un mapa).

Sin embargo, lo del gimnasio, si te acostumbras a la rutina y tienes pensado hacer algo más que correr -que deberías-, no sé cómo será en esa asquerosa ciudad pero aquí, incluyendo clases de baile (y tai-chi), tratamientos de aguas y tal sale bastante bien. Si desde un principio el planteamiento es de salir a correr un par de días por semana, ahora que llega el otoño con lluvias y frío, lo comenzarás a dejar hasta que no recuerdes si cogías aquella calle o la otra. Lo mismo una parte de ti ya lo ve venir y esto mismo hace que no consideres necesarias unas zapatillas que cuesten el doble de lo que has pagado por las tuyas.

Pasa de Nike y su Nike+ o Nike GPS+.

RunKeeper le da mil vueltas, en serio.

Se me había olvidado: una de las cosas que molan de RunKeeper es la posibilidad de crear y compartir rutas (http://runkeeper.com/search/routes).

alejandro, sí, con el tema de la alimentación hay mucha tontería también.

El Penumbra, El Duque, gracias por las recomendaciones, pero no me hace mucha gracia ir corriendo con el teléfono en la mano, la verdad. No sé, creo que en este momento no necesito más seguimiento que la hojita de Google Docs que me he hecho poniendo los días que salgo a correr y el tiempo y distancia aproximada.

ElGekoNegro, los tablets tienen una utilidad innegable, pero aún es un tema muy verde. Confío en que con la llegada de tablets Android se cree más mercado (y competencia) y la cosa mejore en los próximos años.

Lo de las Salomon demuestra que tienes alma de bakaluti.

Los gimnasios aquí no bajan de 60 euros al mes, y la mayoría tienen contratos leoninos con permanencias de un año, de modo que si lo dejas antes tienes que pagar una mensualidad de deposito y cosas así. Y no sé, el rollo cerrado de gimnasio no me gusta un pelo, ciertamente.

Respecto a que me raje con el invierno, el tiempo lo dirá, pero en mi haber tengo que en Finlandia salía a correr (muchos días nevando y con temperaturas de -15º C) así que no creo que sea para tanto con un buen forro polar.

Aparte del plus de exclusividad, debemos tener en cuenta que esos nenes con zapas de 12.000 pts (con cámaras de aire…) que yo nuca tuve … no eran los dueños de ese dinero, no sabían bien lo que era ganarlas ni lo que eran los gastos, salvo los de su abultada paga…
En cambio una persona con curro (aún sin responsabilidades) sabe lo que vale ganarse esa pasta y entiende que gastarse 100€ en unas zapas sólo por ser de marca pues como que no.
A mi desde luego me pasa eso desde que gano dinero, lo gasto y gasto más de lo que debería quizás, pero suelo valorar más las compras que hago. De hecho llevo usando el portátil del curro como personal muchos meses, sólo por no gastarme de 500 a 700€ en un portátil medio, cosa que no me supondría nada de nada en mis ahorros ysueldo.

Hugo, no, yo pago la mitad y no tengo permanencia (la inscripción y el primer mes fueron unos 65 euros, creo). Y sin descuento de estudiante ni nada.

Y no es lo mismo nieve que lluvia. Pero ánimo, a ponerse cachas ;)

Yo valoro un montón el precio de las cosas, supongo que es porque nunca he tenido dinero xD

Me gusta además hacer comparaciones tontas, como “¿Cuarenta euros? ¡Con diez de estos me compro una Play3!” y cosas así. Aunque en el fondo, si tuviera el dinero no me lo gastaría en ello, demasiados años he pasado como pobre.

Joder, a mí me pasa exactamente eso con los anos heterosexuales: por ser los más difíciles de conseguir (pero no imposibles), son los que más deseo. En especial, los de los bloggers postadolescentes. Cada ano desvirgado es un triunfo memorable.

Además de todas las explicaciones dadas, seguro que influye en nuestras decisiones la edad. Con los años y las experiencias vividas las elecciones sufren cambios… a veces positivos!
Llevo mucho tiempo eligiendo lo que me gusta (desde luego con el precio que me puedo permitir).
Como creo que viene a decir “Genis Vell”, el dinero ganado con tu trabajo lo valoras más que el regalado e intentas gastarlo adecuadamente, al menos es mi caso.

No es que el iPad no sirva para nada (que sirve, y mucho, en viajes de negocios de esos que yo nunca he hecho pero un amigo de un amigo si), pero es como el iPhone… cuando salga el iPad4 me lo compro :)

Estoy de acuerdo en todo menos en lo de las zapatillas. A poco tiempo que aguantes corriendo un par de días a la semana unas buenas zapatillas son necesarias.

Puedes elegir modelos según tu tipo de pie, tienen una ventilación y una ligereza que no tienen las de 25€. Al final estas jugando con tus articulaciones.

Puedes encontrar en ebay USA modelos de mizuno de la temporada anterior por 40-50€

Una cosa, en el feed las notitas de la izquierda salen muy chungas, no se distinguen del resto del post. ¿Has pensado en meterle cursivas a la fuerza en vez de desde hoja de estilos, aunque sólo sea para el feed?

Supongo que la educación también cuenta. En mi familia no ha habido problemas con el dinero, pero si tuviera 600 pavos ahora mismo lo último en lo que pensaría sería en pillarme un iPad (si eso, un Kindle y el resto ahorrado, o un buen regalo para mi chica), porque es lo que se me ha enseñado desde siempre, y me parece que a ti también.

¡Que vuelvan las quicktags!

Como Harad, te quería dar el toque de que los feeds mezclan als notas con el texto principal (meterle una cursiva y espacio forzado delante y detrás, como si fuera un titulillo, no le iría mal)

Y con el tema de las zapatillas, me acuerdo de los años que lleva la gente corriendo sin tanta técnica punta, y (más o menos) tan ricamente. Como en todo, controla si te empieza a doler alguna articulación, porque puede que estés haciendo mal algún movimiento, pero si en los 80, los 70, los 50 o en la batalla de Maratón se podía correr sin pagarle medio sueldo de becario a una multinacional, creo que nosotros también podemos.

PD: Para la economía de una familia media con la mierda de salarios que hay y si tienen uno o más hijos, los ciento y pico euros sí pueden ser un gasto a considerar porque afectan al total de gastos de ese mes en un porcentaje notorio. Ya ni hablo en casos como el mío, que para eso me he buscado lo de la familia monoparental y tal…

Yo fui a Decathlon a por zapatillas de correr precisamente porque las había tiradas de precio xD

Siempre recordaré lo que nos dijo una vez el profesor de Tecnología: “¿si tienes que arreglar algo con una llave inglesa y no tienes, ¿te compras una en una ferretería o en unos chinos?”, a lo que todos contestamos que la de la ferretería sería mejor, y nos contestó que si no íbamos a usarla más, para qué nos íbamos a gastar más en una llave inglesa que apenas utilizaríamos después del arreglo.

Viva TED Talks, cuánto nos ha hecho pensar.

El Duque, le he dado una oportunidad a RunKeeper y es como lo que tenía en Google Docs pero a lo bestia. Me lo quedo. No voy a usar la app pero sí el servicio web. Muchas gracias.

Genis Vell, sí, seguramente eso tenga también algo que ver.

ElGekoNegro, considérate afortunado, aquí por 30 euros en los gimnasios no te dan ni los buenos días.

Ellohir, sí, yo también hago esa clase de comparativas. Sobre todo en cantidades grandes.

Pijus Erectus, sigue jugando, hay miles de premios.

Akira Yokorama, yo no creo que sea tanto la edad como el tener la posibilidad, ya digo.

Carlos, sí, yo pienso parecido, que comprarlo ahora es pagar la novatada.

Jorge, yo sinceramente no noto la diferencia entre las mías de Decathlon y las Adidas con suela Adi Prene y no se cuantas cosas más que tenía cuando era un crío (y aún conservo), seré así de gañan pero de momento no me planteo usar nada mejor/más caro.

Harad, no, no voy a modificar el contenido semántico por el feed. Tal vez intente hacer que sea el feed el que cambie el formato y tal, pero bueno, tampoco es algo que me mate porque es una herramienta claramente en descenso. Y sí, los quicktags volverán.

Okok, sí sí, por supuesto. Me refiero al coste para comprarselo uno mismo, considerando a alguien como yo, con bastantes pocas responsabilidades.

Nimbusaeta, completamente, las TED son una de esas joyas de internet por las que siempre hay que dar un vistazo.

Totalmente de acuerdo. Yo soy de los que se pasa meses, años, mirando cacharritos (que si el iphone, que si el ipad, que si un portatil nuevo, movil,…,) y al final, muy de vez en cuando, pico con algo, un poco para darle de comer al gusanillo pero me siento bastante orgulloso de mi capacidad de contención.

Como tu dices, podría comprarme ahora mismo un par de cada y mi cuenta corriente no se vería menguada pero….¿para que? ¿tengo que gastar todo el dinero que tenga? ¿no es mejor dejar algo ahí para las vacas flacas que hace tiempo que se instalaron entre nosotros? ¿Realmente necesito todo eso para ser feliz? ¿La felicidad era esto? (me callo ya que podría seguir hasta el infinito y más allá)

En fin, lo dicho, que totalmente de acuerdo. Hace tiempo que te sigo con el feed y nunca antes había comentado. Un saludo de un humilde lector.

Supongo que depende de para que las quieras. Yo para hacer deporte si que tengo unas del Decathlon, pero para el día a día tengo muchas, Nike, Vans, Lacoste. Son mucho más caras, pero son las que me gustan y no tienen comparación en cuanto a diseño (que es lo que busco cuando me visto, al contrario que cuando voy a hacer deporte).

Con respecto a los gimnasios, si los puedes evitar mejor. He ido a gimnasios muchas veces en mi vida, la época en la que más un año y y medio yendo casi a diario y son lugares que me dan realmente asco por el ambiente que hay.

Hugo,

Usaba RunKeeper hasta que salió Nike GPS+. Es exactamente igual, pero sólo te da la opción de correr.

Hugo, ¿contenido semántico? Por lo que veo las notas al margen no son sino un párrafo normalito con una clase CSS. Vamos, estás diciéndole a cualquier navegador que no implemente CSS que es un párrafo normal del documento, no creo que duela mucho cargarse esa semántica con unas cursivas (o alguna etiquetita de HTML5, que seguro que alguna le pega).

No sé por qué te parece que los lectores de feeds son herramientas en descenso.

Por cierto, el tema de las Nike vs. Decathlon me ha recordado este post.

Mikel, exacto, esa es la clave también, mirar las cosas con calma en los temas en que sí te interesa decidir comprar ‘lo mejor’.

Alexliam, ese ya es otro tema, en lo puramente estético nadie se puede meter porque es una cuestión de gusto.

El Penumbra, pero es que lo que me ha molado del RunKeeper este es que me deja meter las rutas a mano, haciendo cuatro clicks sobre Google Maps en lugar de cargar con el teléfono.

Harad, sí, semántico. Si meto los contenidos laterales con em denoto un énfasis que no viene al caso (las cursivas como tal es algo que no existe). En este caso el propio contenido tiene vocación de nota al margen (aunque sea una cuestión de maquetación) así que es difícil representar en flujo.

De todos modos, lo estoy mirando sin CSS y creo que queda claro (o todo lo claro que puede quedar) que es una anotación relativa a la fotografía. Ahora, cuando sólo es texto sí llevas razón, resulta confuso. Tal vez debería retirar esos párrafos del contenido del feed.

Hugo, que yo sepa la etiqueta <i> sigue estando soportada, aunque no tenga propósito semántico sino ortográfico. Pero vamos, también le puedes meter CSS con style, que por lo menos Google Reader lo interpreta bien, o pasar de nuestro culo y ahorrarte tonterías.

Harad, usar la etiqueta i en HTML es una cagada. Lo que sí voy a hacer es lo que comentas de meterlas por style (pero sólo para los feeds). Esta tarde lo resuelvo, gracias.

No sé para que os molestáis tanto en discutir sobre los feeds, las i y, en general, todo el tema de formatos, si la mayoría de los que no podemos seguir ese tipo de coversaciones aun utilizamos el IE6 sin posible update (me gustaría deciros que es broma, pero es la triste realidad).

Y también de acuerdo Hugo. Esta vez has dado en el clavo, macho:

(1) Capacidad de elección: Cuando tienes 13 años, momento en el que estás muy preocupado por la marca de tus zapatillas de deporte, seguramente el mundo de las compras se reduce precisamente a las zapatillas o cosas afines. No vas a llegar a casa con una caja de vinos o un billete de avión para el próximo fin de semana (para lo que necesitarías permiso o estaría directamente prohibido).

(2) Sentido crítico: que tus nike nuevas compradas después de mucho guerrear con tu madre duren sospechosamente un curso académico no tiene mayor importancia porque sabes, más o menos, que puedes pedirselas a los Reyes el año que viene. Cuando te haces mayor la relación calidad/precio se hace más importante.

(3) Coste de oportunidad: o lo que es lo mismo: (1) + (2). Sí te gastas tus 120 Eur en una caja de vinos que te duran lo que tardas en llamar a tus amigos, seguramente no podrás comprarte las zapas, que las disfrutas durante más tiempo, pero no se pueden compartir. Tú decides lo que te reporta más bienestar, placer, disfrute, o como quieras llamarlo.

Los tres puntos anteriores quedan invalidados si consideras el dinero ilimitado lo que suele suceder sí eres rico o el dinero no es tuyo (y no lo tienes que devolver).

Mucho mejor que RunKeeper es Trackingo.com que además es software desarrollado en España – con las ventajas e inconvenientes que esto conlleva. Además lo puedes usar para multitud de cosas, no solo para correr.

Respecto a lo que cuentas en general de la capacidad de elección, bastante acertado e ingenioso. Aunque el ejemplo de la compra de vivienda no acaba de cuajar porque la compra de casa es lo más irracional que te puedas imaginar. Ahí se mezclan todo tipo de sensaciones casi primitivas que se confunden con pensamientos racionales (“una casa es para toda la vida” – la media de tiempo que se vive en una casa en propiedad es de siete años).

Finalmente, en Madrid traen mucha cuenta los gimnasios públicos:
Sin compromiso de permanencia.
Sin porteros de discoteca ni plagados de banderas multicolores.
Precios razonables.
Ubicaciones e instalaciones dignas.

Su lacra son las maris que no conocen el Facebook: Maris que se quedan dormidas en la bicicleta estática.

Pero vamos, si se tiene poca fuerza de voluntad para correr, menos aún para ir al gimnasio.

¡Que no!

¡Que es la madurez!

juas me imagino al Milkyway más que en Decathlon en Ikea. Sería como un fan superguay en un sitio donde el sol no brillará ya nunca más. Estos sitios están cerca de shibuya. En fin ya paro.

Por cierto elefantista. Escúchate el nuevo disco de Single, o al menos échale un vistazo al vídeo de posponías. A mi no es que me guste, pero el vídeo es precioso.

Yo estoy con Genis Vell, la cosa está en saber lo que cuesta ganar el dinero. Porque ahora, emancipada y sin un duro, no deseo nada que no pueda permitirme sólo porque sé las horas que echaría en ganar tanto dinero.

Así que es más bien el aprender cuánto cuesta ganarlo y cuánto cuesta vivir, ¿no?

Me gusta lo que dicen NaaN y Genis Vell el saber la valor de loquesea en horas hecha mucho para atrás a la hora de comprar nada. Pero aún se puede ir más lejos, sobretodo en casos del universitário parásito.
El estudiante que no curra y que vive sorbiendo de la familia y que acaba por vivir muy por debajo de sus posibilidades. Igual es questión victimismo, pero es algo que se ve y se vive bastante, al menos en mi entorno.

Yo tengo unos guantes de esquiar del Decatlon por diez euros ..o fueron ocho?, que me sacaron de un apuro.

A mi si me gusta comprarme las cosas “buenas”. Esquiar con un buen pantalón técnico, andar con unas buenas zapatillas de trekking, usar a diario un buen y cómo calzado… mucha gente dice que es pijerío pero yo que sé, me gusta confiar en la tecnología y los buenos materiales.

Pero no voy a saco a por las novedades. Uso el mismo movil desde hace ya casi 4 años, las mismas zapa-trekkings desde hace 3, no tengo pensado comprarme un ipad, ni un iphone, ni un mac.

A mi me lleva tiempo buscar una buena pantalla para profesionales de la fotografía.., para cuando pueda comprarmela, igual que un portatil que me aguante el ritmo, o renovar mi bonito y un poquito cascarillado movil por otro que me guste …

Luego es cuestión de tener el dinero, y que sea el momento necesario.

Comprar por comprar “es de pobres” ;)

Si comentas puede que conteste (algún día)