Conspiración

Hoy os quiero hablar de literatura, de alta literatura concretamente. Quiero compartir con vosotros el peor/mejor libro que he leído en toda mi vida. Un pequeño tesoro que conservo desde hace años en un lugar privilegiado de mis pertenencias. Se trata de Conspiración: La Sombra que nos Gobierna de Santiago Camacho.

Pero antes de hablar del libro en cuestión quiero contaros cómo llegó a mis manos. Cuando era un chaval solía visitar cada primavera la feria Expo Ocio junto a mi hermano. De allí guardo miles de anécdotas y recuerdos, en un stand de Microsoft navegué por una página web por primera vez en mi vida, sin ir más lejos.

La fauna del sitio justificaba plenamente la visita.

Siempre que íbamos volvíamos cargados de papeles, con bolsas repletas de catálogos, discos de conexión de los ISP del momento y material promocional de las empresas que allí se daban cita (desde vendedores de lavadoras a roulotes multipropiedad o curanderos y adivinadores en general).

La cosa es que en algunas ocasiones, en los stands de las editoriales de prensa se presentaban con montañas de revistas viejas (si la feria era en marzo te regalaban revistas de diciembre, y cosas así) que no habían conseguido vender y que ahora pretendían usar para cautivar a nuevos lectores al calor de lo gratis, en una demostración de cutrerío de primer nivel que devaluaba su propio producto hasta el subsuelo.

En 1998, en uno de estos stands, tenían montado un tenderete con un jueguecito chorra en que había que acertar a un agujero lanzando un avioncito de papel a cierta distancia, o algo por el estilo. No recuerdo cual era el premio ‘bueno’ pero el caso es que fallé lanzando el avión y el premio de consolación fue una de esas revistas caducadas. Pero no una revista cualquiera, sino la revista Enigmas de diciembre de 1997, en un número especial que incluía como obsequio el libro de Camacho, unas 150 páginas sin ISBN a la vista.

Fotografía del libro Conspiración, de Santiago Camacho, regalado con la revista Enigmas en diciembre de 1997

El libro

Did you know?, si saco la tripa todo lo que puedo soy clavadito al extraterrestre de la autopsia de Roswell.

Recuerdo que aún en la feria ya le dimos una primera hojeada y nos empezamos a descojonar de los temas que trataba; toda una retahíla de conspiraciones, desde los alienígenas de Roswell hasta el asesinato de JFK o la llegada del hombre a la Luna. Eso por no hablar del prólogo del Dr. Jiménez del Oso, que contaba con foto en portada a modo de luna en cuarto creciente, al contrario que el propio autor.

Unos días después me lo empecé a leer y se convirtió instantáneamente en uno de mis libros favoritos, tanto que creo que es el único libro que he leído en tres ocasiones diferentes (me estoy planteando una cuarta) y, curiosamente, recuerdo perfectamente cuando realicé cada una de esas lecturas.

Contiene perlas inolvidables de cualquier cosa imaginable, aunque una de mis favoritas es la referida al capítulo décimo, ‘La última plaga, ¿de dónde vino el SIDA?’ en que, tras diez páginas de conjeturas y supuestos datos históricos, finaliza con las palabras (respeto la ortografía original por valor documental):

Solo hay una cosa segura: ni las teorías de conspiración, ni las oficiales ofrecen aun el menor indicio de como y de donde surgió el sida.

Es la leche, ¿eh? Escribir un capítulo entero sobre conspiraciones relacionadas con el sida para al final decir que no hay nada medianamente aceptado al respecto, pese a que en otros temas sí que afirma sin problemas un montón de datos sobre conspiraciones de la NASA en Marte o la posibilidad de que Bill Gates sea el anticristo.

Pero la cosa es que el libro, como todas estas cosas típicas de los amantes del misterio y lo paranormal es francamente entretenido. Es muy divertido leer estas cosas (como lo es ver Cuarto Milenio o Planeta Encantado) siempre que no sea uno lo suficiente bobo como para creérselas.

8 comentarios, imagino que habrá habido una fuga en un penal

Yo conseguí este libro de la misma forma.

Entre mis historias favoritas, la demostración de que Bill Gates era el anticristo, por que si pasabas Windows 95 y MS-DOS 6.22 a ASCII, sumaban 666

David, ¿también conseguiste el mismo libro en una feria donde te dieron una revista como premio de consolación con él de regalo?

¿Eres el hermano de Hugo, o qué? xD

No, si al final el libro aún va a ser un clásico popular y todo.

Referente a lo de escribir un capítulo entero divagando para no llegar a ninguna conclusión… ¿quién no ha hecho eso en algún trabajo de “Lengua y literatura” ?

Pues la verdad es que tiene pintaza, todo hay que decirlo. Me están entrando ganas de ponerme a escuchar a Iker Jiménez.

A mí me pasó algo parecido con otro pequeño librito (de esos que no llevan ni ISBN) llamado: “Hercólubus o Planeta Rojo

Me lo regalaron en la “Fira de la Terra” de Barcelona, una feria donde se juntan lectores de manos, santones y demás gurúes 0.0 y a la que había acudido con espíritu antropológico… Era tan, pero que tan absurdo que no me pude resistir a escribir una reseña citando los mejores párrafos…

Los libros que te regalan con revistas o son clásicos literarios o “desechos de tienta” para eliminar stock (vamos para hacer sitio).

Lo cierto es que lo de que el SIDA no existe no es nuevo, y yo sinceramente….

Es curioso que sacaras este tema antes de que saliera a la luz el llamado “caso cablegate“. Parece una serendipia.

Comenta anda, que esto no es Microsiervos