Comprar sin tocar

Hace ya unos años en que encargo por internet prácticamente todos los regalos que hago en Navidad, me quito de prisas y agobios y me ahorro un buen dinero. Y es evidente que cada vez somos más (el mes pasado a mi oficina caían los paquetes de mensajeros como la fruta madura, y sé que ha sido cosa generalizada). En tan sólo unos años las gentes nos hemos desmelenado en internet y hemos pasado de sólo comprar libros raros que no encontrábamos en las librerías a tirar de internet para cosas tan cotidianas y a la par delicadas como la ropa, donde probarse las prendas es fundamental para decidir (ya habéis visto el despliegue de Inditex en internet, una apisonadora perfectamente engrasada lista para un mercado cada vez más maduro).

Los comercios tradicionales poco pueden hacer contra esto, más allá de jugar la carta de la atención personal al cliente (que no es poca cosa, ojo) y la baza de la compra instantánea sin esperas ni mensajeros vagos de esos que dejan el papelito en el buzón y dicen que no estabas en casa (salir de la tienda con el producto debajo del brazo y ya listo para usar es una sensación mucho más gratificante que recibir un mail de confirmación y sentarse a esperar).

Maquetas

Mi chica está pensando en comprarse un smartphone, para usar WhatsApp, Twitter y esas cosas de ahora. Es de esas personas cabales que considera que gastarse 600 euros en un teléfono que quedará obsoleto en año y medio es un despropósito y se ha fijado un presupuesto máximo de 150~200 euros, además no acaban de molarle las pantallas táctiles para escribir así que valora contar con un teclado físico (rollo BlackBerry, vaya). Bien, ahí entro en juego yo, me alejo de mis mundos maqueros (en los que ya estoy pensando en malvender mi iPad 2 para comprar lo próximo que saque Apple) y me dispongo a analizar el mercado en busca del móvil perfecto para sus necesidades. Si recordáis mis análisis del mercado de los televisores de hace un par de años sabréis que mis habilidades haciendo benchmarking cruzado son dignas de destacar. Como una impía trituradora desgrano las especificaciones de los fabricantes y rápidamente doy con cuatro modelos Android que más o menos cumplen; especialmente dos de ellos.

Fotografía de una Apple Store, en la sección de iPhone

amNewYork2010.

La cuestión, un móvil es algo en lo que los materiales y el feeling que transmita en las manos es crítico para la decisión final, y eso no se puede percibir por más reviews en YouTube que se vean. Es decir, que uno tiene que poder sentir el diseño industrial del cacharro en sus propias manos y ver qué tal responde el software a las acciones (especialmente con los táctiles), cómo se ve de nítida la pantalla, si hace ruidos al agitarlo, el tamaño de los botones y este tipo de cosas. Para empeorar las cosas las webs de los fabricantes suelen ser muy pobretonas, con fotos diminutas y sin un maldito vídeo del producto en funcionamiento. O sea, que o tienes un conocido con un móvil igualito o no tienes forma de evaluar la compra a no ser que vayas a una tienda de las de toda la vida. Pinta bien la cosa para el comercio tradicional, ¿no?, parece que este tanto se lo van a llevar los de El Corte Inglés, abrigo, bufanda y directos a la boca del lobo, allá que nos vamos de paseo a la calle Preciados a hacer slalom entre carteristas y conseguir el teléfono.

Terminal ANDROYD con cámara de 5Mb y Bluetoth.

Llegamos a la planta de electrónica tras pasar por el inevitable colocón de la perfumería de la entrada, esquivamos los stands de los operadores y localizamos el área de teléfonos móviles libres. Os podéis imaginar el panorama y la típica sensación rancia que rezuman todos los centros de esta gente. Comerciales jovencitos con trajes dos tallas más grandes que su cuerpo que se piensan que son ejecutivos y no tienen ni puta idea de lo que venden, señoras con uñas postizas envolviendo paquetes en diagonal pegando el primer celo a la caja del propio producto y mucha vitrina viejuna con los móviles dentro a una altura insultantemente baja, apagados, bastante mal iluminados y junto a un papelito ridículo que destaca dos o tres supuestas características importantes del cacharro (de esos con faltas de ortografía, unidades de medida equivocadas y demás exquisiteces que todo buen gourmet quisquilloso como yo sabe disfrutar).

Las pegatinas que simulan ser la pantalla encendida también tienen su guasa.

De los cuatro móviles que queríamos ver sólo tienen uno, mal empieza la cosa, pero bueno, menos da una piedra; así que le pido a una empleada si es tan amable de sacarnos el móvil en cuestión y encenderlo para poderlo probar. Su respuesta, acojonante, resulta que los móviles de exposición son simples maquetas. Carcasas vacías, réplicas baratas que no dan una idea del móvil más allá de su tamaño general, y no nos ofrecen forma de ver el aparato de verdad. Si quieres lo compras, a ciegas, y ¿si no? pues te jodes, pero no te van a enseñar uno con la pantalla encendida ni abrir uno nuevo para que lo veas. Es decir, te brindan todos los inconvenientes de una tienda online (básicamente no poder probar el producto en funcionamiento) sin ninguna de sus ventajas (amplio surtido y precio competitivo sin guardar colas ni salir de casa).

Touch me, baby

El problema es tan evidente que resulta patético que no le metan mano. ¿Cómo pretenden que nadie se compre un aparato de cientos de euros sin llegarlo a tocar? Entiendo que a estos gigantes el comercio electrónico les haya pillado a pie cambiado, pero que la caguen también en las ventas tradicionales es de puta pena y da buena idea de la senda de destrucción por la que se están precipitando a marchas forzadas. Resumiendo, 180 euros que se podía haber llevado El Corte Inglés y que se van a repartir finalmente entre Amazon y MRW.

Imagino que mucha culpa de esto la tendrán los fabricantes, que son los que les dan esas maquetas en lugar de móviles de exposición, pero vamos, igual que ponen en exposición las teles, las neveras y los pantalones vaqueros, no veo por qué no hacen lo mismo con los móviles (y hay sistemas antirrobo perfectamente válidos para ellos). Claro, luego vas a una tienda de Apple y están todos los iPhone encendidos, con el brillo a tope y listos para ser toqueteados tranquilamente por los compradores. Supongo que los de El Corte Inglés pensarán que es una insensatez permitir al populacho manosear con sus grasientos dedos terminales de exposición que ya no podrán ser vendidos, supongo que a Apple habrá días que le baste mirar la capa de grasa que deja la gente en sus iPhone de exposición para saber la recaudación sin ni siquiera abrir la caja registradora.

31 comentarios, algo interesante habrá

Acojonante la última frase del post.

Tío, los móviles de los expositores son maquetas desde los noventa. Aún recuerdo advertencias a los ladrones de tipo «No ropa el cristal, no es un teléfono real, es una réplica de plástico» en las tiendas de Airtel. Y, no sé, nunca se me hubiese ocurrido comprar un móvil en ECI, la verdad, la única ventaja que le veo a un centro así es saber de antemano que el producto está en stock y rebajado, siempre y cuando esté buscando exactamente ese teléfono.
Como las madres que van de tienda en tienda detrás de una Wii porque saben que en GAME está 10 euros más barata y se la pueden llevar ya en lugar de desplazarse a un Hipercor.

¡Coño! Que Juankiblog me ganó el comentario. Pero igual merece que se repita: brillante el último párrafo.

¿Finalmente por qué teléfono se decidieron? Yo he estado muy tentado a comprar un iPhone 4S, especialmente desde hace un par de días que mi chica sacó uno, pero pensar que por ese mismo precio me hago de un HTC Wildfire, un Kindle Fire, un Kindle Touch y una Chromebook, pues…

Un artículo interesante, Hugo.

Me ha matado lo de “pegando el primer celo a la caja del propio producto”, porque es totalmente cierto y siempre me ha parecido una cagada enorme para alguien que trabaja haciendo eso todos los días. Me pone de los nervios.

En el tema de los dispositivos electrónicos (mp3, móviles, ebooks etc), yo me guío por impresiones generales. Por ejemplo, es más fácil que los mp3 estén disponibles para ver y tocar, así que compruebo varios modelos de una marca, móvil de algún conocido, y al final me hago una idea de qué calidad y acabado ofrece determinada compañía.

Por ejemplo, pese a lo maravilloso que pudiera ser en su momento el hardware de un Nexus y su firmware, en mi opinión el aparato es tosco, con plástico de mala calidad (yo lo llamo “plástico de los chinos”, ese que brilla tanto y que se dobla con mirarlo).

Me parece absurdo los millones de euros invertidos en campañas de promoción para un nuevo dispositivo, mientras recortan gastos en lo primero que va a notar el consumidor, que es la calidad del montaje.

Otra cosa que también me repatea es que con todos estos aparatos suelen venir accesorios, véase cargador, cable USB, cascos etc, y no sabes qué te vas a encontrar hasta que ya lo has comprado. En ocasiones voy a tiendas pequeñas en lugar de grandes superficies porque suelen ser más atentos en búsqueda de una venta, y raro es el caso en el que no abren la caja de un aparato real, con lo que ves el chisme y también cómo va aderezado.

Lo que me recuerda una cosa, que DEBO comentar: Nunca he sido fan de Nokia, pero comprando móviles para mis padres a lo largo de los años he comprobado que cada vez se esfuerzan menos en los detalles: El cable de conexión USB ha pasado de ~50cm a escasos 6 (verídico, me quedé flipando), los cascos son de “plástico de los chinos” y los botones hacen clack clack…

¿Alguna marca en concreto de estos gadgets que se os venga a la cabeza como de mala calidad o presentación?

Me alegra saber que no soy la única que se ha pasado por la sección de móviles de ECI y ha pensado “menuda mierda”. Me puse a preguntar en uno de los stands que tienen las compañías y me pareció bastante triste. Aunque teniendo en cuenta que todos los precios estaban en “puntos” (de estos que te van dando poquito a poco en los contratos) supongo que tienen muy claro qué tipo de cliente se encuentran en ECI buscando teléfonos.

Aún recuerdo, cuando tenía unos tiernos once años (1985), aquella superficie enmoquetada de unos 40 metros cuadrados de la “sección de informática” del ECI de Nuevos Ministerios, sembrada de mesas y sillas, cada una con su correspondiente televisión de 14 pulgadas y su pequeña maravilla de 8 bits frente a ella: Commodores, Sinclairs, Dragones, MSX… Ya no es que nos permitieran tocarlos, es que te podías tirar allí toda la mañana y toda la tarde tecleando tonterías o tus primeros programas en BASIC (dependiendo de la destreza de cada uno).

Eso se acabo cuando llegaron los 16 bits (Amigas y compañía). Por eso pienso que los gerentes de ECI podrán portar todos los adjetivos que deseemos, pero tontos no son. Si han decidido que vale más la pena no dejar manosear terminales a los clientes, es porque económicamente les acaba saliendo más rentable. Y experiencia de ambas estrategias, tienen.

Apple es un mundo aparte en muchos aspectos.

Hay un tema aquí que se está obviando y que seguramente no fuera el caso. Muchas veces se usan estas tiendas físicas y obsoletas para el touch and feel pero, tras confirmar que el producto es aceptable, va uno y se lo compra en Amazon. Es más, el tipo de usuario tocón suele ser el mismo que se conoce las ofertas de internet al dedillo y mataría a su madre con tal de ahorrarse 2 euros.

Es cierto lo que se dice en los comentarios de que las maquetas llevan ahí mucho tiempo, antes los sistemas operativos de móviles eran tal castaña que bastaba con saber que disponía de las correspondientes funcionalidades (SMS, alarma, WAP, etc.) . El modo de implementarlas era lo de menos y con una maqueta uno se hacía a la idea de lo más importante: el tamaño.

Hace milenios que no me paso por la sección de móviles de ECI precisamente por la imposibilidad de probar ningún terminal. De vergüenza.

Respecto a la compra por internet en general y a Inditex en particular: he comprado todos los regalos de Reyes por internet, salvo dos cosas cuya talla y/o tamaño tenía que comprobar (en tiendas no Inditex). Para Inditex, compré todo sin problemas y elegí la opción de ir a recogerlo a una tienda cercana a mi casa. La ventaja fundamental es que no tienes que ir a una tienda para encontrarte que, oh sorpresa, no tienen tallas de una prenda determinada (prendas totalmente agotadas en las tiendas físicas estaban disponibles en la tienda online). Y como extra, los pedidos de internet los empaquetan en unas cajas bastante chulas que sirven perfectamente como envoltorio para el regalo.

Totalmente de acuerdo con lo que dice marmolillo. Se compra mucho por internet, pero muy poco sin ver y tocar. Las tiendas tradicionales ven como la gente va a ver y tocar, pero no a comprar. Eso incluye al CI. Para que van a mantener un stock, que vale un dinero, si luego en realidad o bien no cierra la venta, o bien la cierra a través de su web?

No se puede tener todo. Si queremos acceso a mayor oferta y menos precio, y eso nos lo da internet, debemos asumir que perdemos la opción al ver y tocar, por que un negocio que no vende no es un negocio, y por tanto cierra.

Es que también a quien se le ocurre ir al Corte Inglés para mirar algo tecnológico. Estos centros comerciales tienen mucho de todo, pero en cuanto a aparatos, nada bueno, y los precios solo buenos con ofertas. Para toquetear móviles, tienes The phone house, que si no está en exposición abren una caja y listo.
Al final que móvil cayó?

Los últimos móviles los compré en The Phone House y en tiendas de Yoigo. En Yoigo me dejaron encender el cacharro y probarlo un rato y todo, aunque también es cierto que fui una mañana y no tenía más clientes el tío. En The Phone House me dejaron coger varios teléfonos la última vez, abriendo las cajas para probarlos y todo.

Como dijo Machbel antes, a quien se le ocurre ir a ECI?

Pues no te creas que venden tantos móviles ANDROYD los de Apple.

“¿Cómo pretenden que nadie se compre un aparato de cientos de euros sin llegarlo a tocar?” – Creo que no has pensado esa frase mucho rato. ¿Cuántos cientos de miles de fanboys han reservado iPhones, iPads e iMacs sin que todavía hayan sido siquiera lanzados al mercado?

A los que decís que son y siempre han sido maquetas. Yo había visto maquetas en sitios donde los móviles están al alcance de la mano, ¿pero metidos en una vitrina?, no jodas. Es como ver un cuadro falso a través de un cristal blindado, vaya cutres. Y sí, fuimos a ECI y fnac porque es lo que está más cerca de casa. Si bien es cierto que si hubieran tenido lo que buscábamos lo habríamos comprado al momento.

TheOm3ga, si te fijas hago una buena referencia a lo importante que es tener una web de producto decente. Cada cosa que saca Apple viene acompañada de una extensa página web, con fotos de alta resolución desde todos los ángulos, con explicaciones, con especificaciones, con vídeos. Son capaces de hacer que casi puedas sentir el producto sin haberlo llegado a ver nunca. Ningún otro fabricante se aproxima a eso, ni de lejos. Y para colmo van y ponen maquetas, pues tú dirás. Además en el caso de Apple las líneas de producto son bastante consistentes entre sí, de modo que si has tocado el aluminio de sus portátiles conoces exactamente el tacto que tienen sus tablets, etc.

Hugo, no estoy de acuerdo en que ningún otro fabricante se aproxime a eso, ni de lejos. La web del Galaxy Nexus, por ejemplo, tiene muy bien nivel, incluso un modelo 3D con WebGL que te permite ver hasta el último detalle.

Mejor no hablemos de los vídeos de los productos de Apple, no quiero recordar la estafa que era ver los vídeos del iPhone 4 a una velocidad endiablada cuando no era así. Al final tuvieron que ponerlos en evidencia en youtube comparando los vídeos promocionales con un vídeo real grabado por un consumidor haciendo las mismas acciones, y no les quedó otra que plantar el disclaimer abajo.

TheOm3ga, esa web (muy bien llevada, ya podían ser todas así) es de Google y no del fabricante. Si ves la web de Samsung entenderás a lo que me refiero, sobre todo en los terminales de gama media.

Y lo de los anuncios de Apple, completamente de acuerdo, muestran el producto con secuencias abreviadas y todo lo que imaginen para que luzca mejor de lo que es, ¡pero al menos te lo enseñan!

Me pasó parecido hace unos meses: entramos a una tienda tradicional dispuestos a comprar un BluRay. Pregunto por modelos y la dependienta comenta: “solo tenemos uno aquí que se puede llevar ahora, el resto tardan más o menos 7 días en llegar”. Le preguntamos si podemos ver de alguna manera el resto de modelos y nos enseña una hoja plastificada con los nombres de los modelos, los precios y 0 imágenes con 0 características o diferencias entre cada uno. Increíble.

RT Juankiblog Aco­jo­nan­te la úl­ti­ma fra­se del post.

Comparto la visión de El Corte Inglés hasta la última coma. Es un sitio al que no debe ir alguien que no sepa qué aparato comprar, porque no le sabrán aconsejar. Pero me fascina ese ambiente tan de laca y uñas postizas, y ese mobiliario, ese suelo de mármol (aún en centros recién construídos), esas papeleras amarillas, ese todo. Es un lugar clásico y por el que no pasa el tiempo. Está exactamente igual que desde que tengo uso de razón, y es uno de los motivos por los que soy cliente de El Corte Inglés. Eso, y que me hagan la pelota, que me encanta.

Tu novia (a quien comprendo y con la que comparto la aversión al rollo táctil) se habrá quedado sin su teléfono esa tarde, porque es un error ir a El Corte Inglés “a ver qué tienen”. Tienen lo que habéis visto y siempre han sido así de cutres en ese aspecto

Pero, si alguien sabe lo que quiere, que lo compre SIEMPRE en El Corte Inglés. Ni Fnacs (nada de “precio del editor”, una polla como una olla, y nada de más barato, son más caros que El Corte Inglés, y ni les tosas si se te rompe algo), ni Mediamarkts (no quiero nada de ahí ni aunque me lo regalen), ni Pececitys (el tiempo los ha colocado en su sitio), ni Phonehouses. El Corte Inglés tiene el mismo precio que el resto de comercios y son los que, estadísticamente, más y mejor cumplen ante el cliente en cuestiones de garantía. Digo estadísticamente porque siempre hay casos de clientes mal atendidos o decepcionados. Pero en casa hemos comprado toda la vida allí por ese motivo.

Si no queda satisfecho… You know, ellos inventaron ese slogan :D

A medida que seguía leyendo, veía el comentario más offtopic.

¿Qué cuatro modelos de Android cumplen esos requisitos y tienen el sello Hugo approved?

Si la gente no fuera tan sumamente gitana posiblemente pondrían móviles reales. Pero entre los mangantes y los que van a tocar los cojones a los dependientes no se hasta que punto les compensa.

Juanan Milleiro, Dios, aún recuerdo cuando compré mi tele y les pedía, sin que me entendieran, que quería ver algo en Full HD para comprobar la calidad.

Christian, comparto tu visión, de hecho la última compra gorda que he hecho (mi querido MacBook Air) la compré allí.

rubendomfer, pues unos Samsung. Básicamente la pareja Galaxy Y y Galaxy Y Pro.

Alexliam, no sé tío, es que si no te dejan tener el móvil entre las manos yo veo difícil que vendan mucho.

Hugo, desde luego es una mierda pero ¿Es causa o efecto?

Alexliam, no creo que tenga justificación. Me parece una solución muy mala para un supuesto problema de seguridad. En el propio ECI hay zona de joyería y no tienen ningún problema en mostrarte las piezas si las pides, para eso estás en un sitio cerrado, con cámaras y demás. Además lo del ejemplo de Apple que os ponía, hasta en las zonas Apple de las tiendas normales funcionan así, todo en exposición y encendido, listo para los compradores.

Ya te digo, yo creo que van contra sus propios intereses.

Gracias.

Alexliam, Hugo, hora punta, salida de los niños y no tan niños de los colegios, Fnac y pequeñas tiendas de informática llenas en las que se puede ver hasta cola para entrar al Tuenti de turno en los portátiles de prueba.

Y sobre los móviles, en MediaM.. tienen algúno para probar (gamas bajas casi todos), y el encargado podría hacerse un buen Tumblr de fotos chorras que se saca la peña.

Me pregunto si en la joyería te dejarían probar el funcionamiento del cronógrafo, pulsómetro… a partir del tercer Lotus/Viceroy.

También podemos considerar la posibilidad de que las tiendas Apple españolas no hagan más que seguir unas directrices comunes a todo el planeta y que estén basadas en el supuesto de una clientela educada y respetuosa: el tipo de cliente, al fin y al cabo, que se gasta 800 dólares en un terminal. Ahí no caben canis, jennys o pepitos con sus visilleras.

Esto no es tan extraño como parece. Corre un rumor (puede que leyenda urbana) que afirma que los comerciales de Lexus tienen la obligación de acompañar a los clientes al baño y quedarse ahí, en la puerta, esperando a que acabe. Costumbre que un japonés quizá pueda aceptar con normalidad, pero que aquí choca y mucho.

Sin embargo y volviendo a los móviles, ECI es una cadena muy focalizada en España y sabe cómo nos las gastamos por aquí con todo lo que no es nuestro; baste comprobar cómo acaban los vehículos de alquiler tras apenas 10 000 kilómetros de uso.

Mi actual teléfono me costó 200 euros menos por ser un “kilómetro cero” y lo considero una excepcional compra. Pero ¡ay! que estamos en el país de las apariencias y un smartphone se considera, por encima de todo, un cacharro para presumir (en primer lugar) y para enviar SMS “gratis” (en segundo lugar y WhatsApp mediante). Y ese lucimiento no tiene lugar si, al día siguiente de comprarlo y llegado el momento de la solemne ceremonia de lucirlo ante la manada, muestra más o menos evidentes señales de uso previo.

Sin contar la problemática de los robos, un terminal de muestra tiene peor salida comercial y la política de ECI es la mejor prueba. Insisto: tildarlos de tontos me parece algo simplista.

Tío, un pedazo de post. Entre tus greites jits ya. Enhorabuena.

Me parece muy interesante el enfoque de marmolillo que también he leído en erro500 y al que he sucumbido no hace mucho: vas a la tiendas, fisgoneas, exprimes al dependiente y te lo compras en Internet. Sí que he de decir que en mi caso no era por 2€ sino por 140€ ná más y na menos que ¡en una sudadera!.

Era una de estas muy pijis de marca que valía 220 euracos en tienda. A mí me flipaba pero sólo dejo que me timen en ropa por debajo de 100€ así que pasando.

Sale una campaña en Privalia o similar de la marca y veo la misma a 80€. Voy a la tienda, me la pruebo para ver la talla, me queda como un guante y pa casina a encargarla por Internet.

En el caso de Apple les da igual porque su tienda online es igual de buena o monopolista que la física. Si vas a la tienda y te mola el iPad te lo puedes llevar puesto. Si lo pides por Internet muy probablemente vayas a la Apple Store también.

¿Cómo se enfrenta un pequeño comercio a eso? No lo tengo del todo claro pero según escribo estoy masticando un post para Blogoff.

Haber, mucha gente se roba las maquetas de los móviles, por eso hay que envitrinarlas. El gitanismo que anuncia Alexliam es que es mucho peor de lo que parece.
El Corte Inglés es una de las pocas cadenas españolas que han sabido adaptarse al paso de los tiempos con gran elegancia. Los grandes almacenes se inventaron hace un siglo y ellos son quizás el único del mundo que puede sacar pecho y que mantiene ventas, personal y calidad.
Y decir que están anclados en el tiempo me suena a rollo “cultura gratis” traspasado a lo físico. El Corte Inglés está en continua innovación y cambio, desde siempre.

marmolillo, “El Corte Inglés está en continua innovación y cambio, desde siempre”.

¿Te refieres al mismo El Corte Inglés que conocemos? ¿La famosa cadena de grandes almacenes que opera en España y Portugal? ¿O hay otro El Corte Inglés que opera bajo el mismo nombre en otra actividad y te has confundido al citarlo? ¿O todo tu comentario es un sarcasmo que no he comprendido?

Hola, hace tiempo que sigo el blog, pero nunca comenté nada. A veces pienso que me gusta tanto porque si yo escribiese un blog sería muy parecido en cuanto a contenido y estilo, aunque no soy informático (soy un aparejador “reciclado” a programador Java).

Ciñéndose al tema del post, a mi también me ha extrañado que fueses al CI a por un móvil, la verdad. Un sitio dónde en ciertas secciones los dependientes no son para nada especialistas en lo que venden y te puedes quedar con ellos como quieras…

Eso si, no se porqué, pero para ciertas cosas yo si que voy al CI, básicamente regalos más o menos específicos en los que si que espero algo de asesoramiento (un poquito, aun sin ser determinante) como un juego de poker, un estuche de lápices para pintar (de los buenos no unos alpinos de chollo) y una libreta para recetas de cocina con manopla incluida.

En mi familia también se han hecho las compras grandes allí y los regalos que llevan el papelito de regalo del CI parecen más regalo, y concretamente en los objetos que he enumerado, todos me los abrieron para poder comprobar y tocar todo lo que quisiera y luego llevarme uno cerrado (en el caso de los lápices estaban precintados), así que aún hay cosas por las que valen la pena ciertas tiendas físicas.

“Los regalos que llevan el papelito de regalo del CI parecen más regalo”.

Grande. Siempre he pensado lo mismico. Cuando me han regalado algo, desde pequeño, siempre me ha hecho una ilusión enorme ver algo envuelto con papel de El Corte Inglés.

Aprovecho para recordar la importancia del buen uso de las comas:

“de los buenos, no unos alpinos de chollo”
“de los buenos no, unos alpinos de chollo”

Libera tu fuelle