BOKAKONSON

Mi suegro tiene la encantadora costumbre de hacerme buenos regalos. No regalos ordinarios que cualquiera podría comprar en cualquier comercio sino cosas chulas e inesperadas, joyas perdidas como la que me ocupa hoy, un fantástico librito titulado El humor azul de JoRCoN.

a

El humor azul de JoRCoN es un librito de chistes de 1984 autoeditado por su autor, el tal José Ramón Coredo Novo. Pionero en el uso cani de mayúsculas y minúsculas, que alcanzaría su máxima expresión en los primeros años de MSN Messenger.

Término que en el momento de escribir este post no aparece ni una sola vez en Google.

Los chistes en sí mismos son lamentables, malos y sosos a partes iguales, pero la genialidad reside en sus páginas pares, donde el tipo desarrolla y da nombre al BOKAKONSON, un abecedario reducido completado con una propuesta de grafía al estilo Palm, o sea, sin levantar la punta del lápiz del papel.

El ejercicio en sí mismo no pasa de anecdótico pero me chifla la idea de un tío graciosete que se autoedita un libro de chistes y, por aprovechar el papel, se marca una innovación en alfabetos y grafemas. No es tan distinto al que tiene un blog de cachondeo y de cuando en cuando cuela algo en serio, es verdaderamente delicioso; y pensar que en el mismo año en que yo nací este hombre ya andaba por ahí publicando sus mierdas me hace sonrojarme aún más con toda aquella pamplina de ‘la revolución de los blogs’ de la que ya nadie habla.

s

Dándole vueltas a este caso y tratando de imaginar como sería este hombre y a qué se dedicaría en la vida me ha hecho darme aún más cuenta del respeto que tengo hacia la gente que se atreve a ‘hacer cosas’. En un panorama internetero que desde hace ya años dirige toda la atención hacia las acciones de mínimo esfuerzo y recompensa inmediata (favoritear un tweet, dar like en una foto de Facebook, agregar a fulanito en LinkedIn) me mola reflexionar sobre dónde está el verdadero valor de las cosas, si en la creación o en la difusión de las creaciones de otros.

Yo lo tengo claro y no me cabe la menor duda de que, hoy, JoRCoN estaría ya desarrollando un teclado para móvil con su bizarro BOKAKONSON.

8 comentarios, algo interesante habrá

No nos puedes dejar así… necesitamos el BOKAKONSON completo!

Y yo que creía ser el único que hacía así la eñe…

Venga, hombre, que tú ya eres desarrollador. Estás tardando mucho (y lo sabes mejor que nadie) en hacer ese teclado. Eso sí que te lo compraría la gente, y no aquella mierda de los unfollows.

Flipadísimo el personaje en cuestión.

Estoy de acuerdo en que hoy en día es demasiado fácil no hacer nada. Por un cumpleaños, dar un mensaje de Facebook(que hasta te avisa y te prepara el formulario) o mandar un gif animado de geocities de Feliz Cumpleaños es tan superficial que algo tan chusco y cutre como hacer una felicitación en papel, como las que hacen los niños pequeños a sus padres, parece un regalazo.

La gente que se toma la molestia de completar todo el proceso de publicar un libro en papel, por patético que sea el contenido, también tiene todo mi respeto.

ESTO NO ES UN CHISTE

Por cierto, ¿se lo reeditaría él mismo?

Navegar por Internet, encontrar por casulidad tu blog y descubrir el BOKAKONSON (en Bloq Mayus)…

¡Las joyas de la red!

Conocí a este tipo, incluso puedo decir que entablé amistad con él cuando yo era un niño y el un hombre de alma libre,siempre sonriente y amable que albergaba sabiduría , camadería y sentido del humor. A su figura le rodeaba un aura de misterio. Aventurero, carismático, extraño pero también sencillo. No exagero si digo que es de los personajes más peculiares que he conocido.

Durante los meses de verano, quizá finales de primavera y principios de Otoño, no se dedicaba a otra cosa que a peregrinar por diferetes lugares de Galicia, donde practicaba la venta ambulante, siempre con su silla y su mesa plegable a cuestas, en la que exponía sus diferentes librillos de chistes. A pesar de que en la fotografía del libro aparece de traje y corbata, bigote y un cuidado peinado, durante los 90 cualquiera lo podría confundir con Jesucristo. Largas melenas hasta mitad de la espalda, poblada barba y sandalias con las que recorría decenas y decenas de kilómetros a pié.

No he llegado aquí por casualidad. esta mañana he encontrado un librillo de “humor blanco” de Jorcon, que me dió cuando yo solamente tenía cinco años ( firmado a 25 de agosto de 1992) y me han venido a la mente unos gratos recuerdos y gran nostalgia de la época. Quise buscar por internet algún rastro de este genio a ver si averiguaba algo de él en la actualidad y esto es lo único que he encontrado. La última noticia, visto hace un par de años en la lejanía, por un familiar en las fiestas del San Froilán en Lugo, como no, con la silla y la mesa a cuestas :)

¿Tienes algo que decir?